Blog de Guardatodo

Quiero alquilar un guardamuebles. ¿Qué debo hacer?

Si te encuentras en un proceso de remodelación o de mudanza a un nuevo hogar, y no quieres deshacerte de tus muebles antiguos, alquilar un guardamuebles se convierte en una buena opción para resguardarlos. 

 

Ese espacio extra se convertirá en una extensión de tu casa o apartamento, y aunque hay muchas empresas que ofrecen este servicio, hay algunos detalles que pueden marcar la diferencia.

 

Dar el primer paso requiere analizar bien cada opción y paso a seguir, así que presta atención porque en este post te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

¡Toma nota!

¿Qué debo hacer si quiero alquilar un guardamuebles?

 

Si quieres ahorrarte tiempo, dinero y dolores de cabeza, nosotros te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

Evalúa las opciones más cercanas a ti

 

No todas las ubicaciones de almacenamiento ofrecerán las mismas funciones, y eso lo puede reflejar el precio. 

 

De modo que, indaga y haz comparaciones para asegurarte de obtener lo que necesitas. 

 

Elige la ubicación correcta

 

Una vez hayas identificado las mejores opciones, elige la que según su ubicación sea más conveniente para ti, y esté más cerca de tu hogar o lugar de trabajo. 

 

Este es un detalle importante, ya que te permite hacer una visita rápida a fin de supervisar las condiciones de tus muebles. 

 

Visita la instalación

 

Una muy buena idea, es visitar la instalación del guardamuebles que ganó entre tus diferentes opciones, antes de firmar un contrato. 

 

Recuerda que una cosa dicen las fotos en línea y otra el espacio cuando lo visualizas personalmente. 

 

Revisa en línea la reputación y los comentarios 

 

¿Qué piensan otros clientes del negocio?

 

Eso lo puedes saber buscando en línea las reseñas o testimonios de los clientes; así sabrás si están satisfechos o no con el servicio. 

Comprueba el tamaño del guardamuebles 

 

Cuando visites las unidades de almacenamiento, asegúrate de que el espacio sea lo suficientemente amplio y sus puertas anchas, para que no te lleves sorpresas desagradables al intentar guardar tus muebles. 

 

Organízate

 

¿Ya reservaste tu guardamuebles tomando en cuenta todos los detalles importantes?

 

¡Estupendo!

 

Ahora estás listo para mudar tus muebles, así que organízate en cuanto al traslado.

 

Aunque, si elegiste bien, tu guardamuebles debería también ofrecer el servicio de transporte, transpaletas, carros o mudanza personalizada. 

 

Compra un candado seguro

 

Algunos guardamuebles requieren que tú mismo compres tu candado y/o que cada inquilino use cierto tipo de candado. 

 

Otros, te permitirán usar cualquier tipo de cerradura, siempre y cuando se ajuste a la puerta. 

 

La elección en ese caso, es personal, es tuya.

Y de lo que si no hay dudas, es de que un candado de alta seguridad, vale el dinero extra, en la mayoría de los casos.

¿Cómo debo organizar los utensilios de cocina?

La cocina se ha convertido en el lugar favorito de muchos.

Y es por eso que, desde hace algún tiempo, ha habido un aumento considerable en la cantidad de personas que eligen el arte culinario, no sólo como medio de vida sino como una forma de pasar su tiempo libre.

Tanto si te identificas con quienes disfrutan de la cocina como si no, seguro que deseas tener un espacio adecuado y cómodo cuando preparas tus alimentos, y lograr esto pasa por saber cómo organizar los utensilios de cocina. 

¿Cómo debes organizar los utensilios de cocina?

En buena medida la organización de tus enseres de cocina va a depender de la cantidad de espacio que tengas en ella.

Si tienes una cocina amplia será mucho más fácil disponer de tus elementos en ella.

Ahora bien, si tu cocina es pequeña, no debes preocuparte, simplemente sigue nuestros consejos para que sepas cómo debes organizar los utensilios de cocina

 

Revisa el espacio que tienes disponible para usar

 

Hay cocinas que tienen cajones y estantes donde puedes colocar la mayoría de tus cosas.

Sin embargo, recuerda que cuando estás elaborando una receta hay algunas cosas que es mejor tenerlas muy cerca y  no tener que abrir gavetas a cada momento para encontrarlas.

Identifica las cosas que usas con mayor frecuencia

Por lo general, esos utensilios que utilizas regularmente deberían estar en estantes sin puertas, colgando en perchas de cocina u organizados en la encimera.

Todo dependerá del espacio que tengas disponible para tal fin.

 

Cuchillos y tablas para picar

 

Son elementos que usarás con muchísima frecuencia, así que debes tenerlos dispuestos a la mano, pero fuera del alcance de los niños.

En el mercado puedes encontrar superficies imantadas para sujetar los cuchillos a la pared u organizadores donde estos encajan y que puedes poner sobre la encimera.

Las tablas para cortar, debidamente higienizadas, puedes colgarlas en perchas de cocina.

 

Ollas y cacerolas

Muchos prefieren un armario especial para colgar las ollas y cacerolas, mientras que otros eligen dejarlas reposar sobre estantes.

Lo importante en el caso de que desees colgarlas, es que lo hagas en perchas que estén bien sujetas, para prevenir que se caigan y se produzcan abolladuras.

 

Condimentos y especias

 

Si te gusta experimentar con los sabores exóticos de las especias, lo mejor es que tengas un estante pequeño con suficientes envases que tengan pequeñas aberturas en la parte superior.

Hay estantes de este tipo para poner sobre la encimera o también de pared para ahorrar espacio.

Moldes y utensilios de repostería 

La elaboración de tortas y postres, requiere de una gran cantidad de utensilios especiales que son necesarios si quieres tener buenos resultados.

Tazas medidoras, moldes, cortadores y similares, pueden reposar en un estante especial que ubicarás dependiendo de la frecuencia con la que te dediques a este tipo de recetas.

Vajillas, copas y envases de poco uso 

Para esas ocasiones especiales, siempre adquirimos algunas cosas que deben tener un almacenamiento más cuidadoso.

Guarda estas cosas en estantes cerrados en lugares donde no haya utensilios de uso frecuente, así evitarás que se rompan por accidente.

 

Misceláneos

 

Descorchadores, abrelatas, coladores, trituradores, paletas, cortadores de quesos, cucharas medidoras, entre otros, pueden colgarse de percheros dependiendo de la regularidad con la que los uses.

Si son utensilios de poco uso, elige una gaveta donde se mantengan en orden y no te resten espacio en los lugares de acceso más rápido. 

 

Y recuerda almacenar todos tus utensilios limpios y secos, para que prolongues su vida útil

6 Tips para guardar la ropa de invierno

Termina el invierno y estás feliz de poder disfrutar de una estación nueva, con una temperatura más amable. 

Y como bien supones, ha llegado la hora de guardar las prendas que te han permitido abrigarte estos meses  en donde el frío ha sido la norma.

Lo ideal en este sentido, es ahorrar dinero y conservar en buen estado la ropa que vas a necesitar luego; y es por eso que te ofrecemos 6 tips para guardar la ropa de invierno que te ayudarán a lograr este objetivo.

¡Vamos a ello!

Tip #1: Lava la ropa antes de almacenarla

Es muy importante que tanto la ropa de cama, edredones, mantas y sábanas, como la ropa de vestir sean sometidas a un proceso de limpieza profundo para evitar que las bacterias y los ácaros puedan proliferar y arruinar tus pertenencias.

Puedes usar un jabón suave que incluya un aroma de tu agrado y que limpie sin agredir los tejidos.

Tip #2: Clasificar la ropa

Con esto nos referimos a que debes separar la ropa en grupos, a fin de almacenarla de una manera en la  que los tejidos más pesados descansen en el fondo de los armarios o contenedores donde vas a guardarla.

La ropa elaborada con tejidos más livianos y/o delicados podrás ubicarla en la parte superior del sitio donde vayas a almacenar la ropa y así evitarás que tus prendas favoritas se deformen o se dañen. 

Tip #3: Elige los empaques adecuados

Muchas personas creen que pueden usar cualquier bolsa plástica para guardar su ropa de invierno. 

Sin embargo, si realmente quieres que tu ropa se mantenga en buen estado cuando la quieras usar nuevamente, es importante que te tomes el trabajo de adquirir contenedores o cajas de plástico. 

Estos van a aislar los tejidos del polvo, de los olores externos y de insectos que puedan anidar en ellos arruinando tu ropa.

En el caso de la ropa de cama, lo ideal es que sean almacenadas en bolsas de vacío evitando que la humedad entre en ellas y se produzcan malos olores.

Tip #4: Puedes incluir bolitas de naftalina

Nunca está de más que metas en los empaques y en el armario algunas bolitas de naftalina que refuercen la seguridad de mantener a los insectos alejados de tu ropa, indiferentemente del tiempo en el  que ésta permanezca almacenada.

En el mercado actual podrás encontrar tanto las tradicionales, con su olor particular, u otras con olores que te agraden mucho más. 

Tip #5: No colgar las prendas

Aunque algunas personas recomienden que los trajes deben ser colgados en perchas y protegidos con fundas especiales, nosotros te aconsejamos que de ser posible evites hacerlo.

Independientemente de la calidad de las telas en las que esté confeccionada tu ropa, es inevitable que pueda deformarse por estar colgada durante largos períodos de tiempo.

Lo ideal es usar las cajas de plástico que mencionamos más arriba y ordenar la ropa evitando en lo posible que queden marcas de dobleces en ella.

Tip #6: Seda y algodón para lo más importante

Lo más seguro es que tu guardarropa de invierno incluye prendas que son de tejidos delicados y que sabes que lo mejor es tomar medidas especiales para que se conserven en el mejor estado posible.

Así que te sugerimos que después de limpiar las prendas delicadas las envuelvas en papel de seda y luego uses una funda de algodón para guardarlas. 

 

Ten siempre presente que debes eliminar del todo la humedad del entorno donde finalmente reposará tu ropa.

Y como último tip, decirte que ese momento en el que guardas la ropa de invierno es una buena oportunidad para apartar las prendas que ya no uses y donarlas, si están en buen estado, o desecharlas si ya han terminado su vida útil

22 cosas que conocerás si viviste en los años 90

22 COSAS QUE CONOCERAS SI VIVISTE EN LOS 90-01

Si eres un nostálgico de los objeto retro, seguro que guardas más de un recuerdo de los años 90, aquella época de equilibrio entre la vida analógica y la tecnología. Sigue leyendo, te llevarás más de una sorpresa, te lo garantizamos. Aquí van las 22 cosas que conocerás si viviste en los años 90, y que aún así, te resultarán la mar de bizarras. Seguir Leyendo “22 cosas que conocerás si viviste en los años 90” »