Blog de Guardatodo

7 Beneficios de guardar objetos en taquilla

Hoy día más personas optan por guardar objetos de valor y documentos importantes en una taquilla segura; y es que, el miedo a perderlos en un robo, es bastante grande.

 

Y ese no es el único riesgo que pueden correr esas pertenencias tan importantes, ya que una tubería de agua rota o un incendio también pueden hacer de las suyas empapando o quemándolo todo. 

 

Ahora bien, sí que es bueno ser positivos y pensar que esas cosas no nos sucederán, pero lo mejor es ser precavidos y entender los beneficios de guardar objetos de valor en taquilla, para nuestra paz mental. 

¿Cuáles son los beneficios de guardar objetos de valor en taquilla

Las taquillas de almacenamiento son una excelente opción para guardar pertenencias y ahorrar espacios; son versátiles y cuentan con un sistema de seguridad avanzado para mayor protección de tus pertenencias.

 

Así que, veamos y entendamos cuáles son esos 7 beneficios de guardar objetos de valor en taquilla.

 

Sirve como guardarropas 

 

Esas prendas que solo se usan una vez al año o menos, tales como la ropa de esquí, de invierno y de reservista, desafortunadamente suelen ser bastante voluminosas. 

 

¿Entonces qué hacer con ellas si las seguirás necesitando pero ocupan tanto espacio?

 

Una alternativa segura, es guardarlas en una taquilla de almacenamiento, que además también puede evitar que se rompan en el clima húmedo, ya que muchas de estas unidades cuentan con aire acondicionado las 24 horas del día.

 

Y no solo eso, porque mantenerlas bajo resguardo en una taquilla también asegurará que no las extravíes mientras organizas tu guardarropa en casa. 

 

Seguro para documentos importantes

 

Las pólizas de seguro de vida, los testamentos y otros documentos pueden acumularse con el tiempo, o peor aún, pueden convertirse en el espacio favorito de bichos e insectos espeluznantes.

 

Un lugar en el que se mantiene todo esto bajo control son las taquillas, ya que mientras tú sigues tu vida confiado de que tus pertenencias están en buenas manos, ellos aseguran un ambiente fumigado, a salvo de la humedad, el polvo y las plagas. 

 

Versatilidad

Las taquillas de almacenamiento también son aptas para guardar cualquier objeto voluminoso y suelto que puedas tener.

 

Estos casilleros pueden contener una variedad de artículos que incluyen equipos científicos, microscopio, equipos de medición, herramientas eléctricas, sillas plegables, herramientas de construcción y más.

 

Seguridad

 

Por lo general, las empresas que brindan el servicio de alquiler de taquillas, cuentan con sistemas de seguridad con cámaras y vigilancia las 24 horas del día, seguro contra accidentes y ocurrencias, así como una gran relación costo – beneficio.

 

Es decir, solo tú tendrás acceso a la taquilla, y además un óptimo nivel de comodidad al momento en el que desees pasar a echarle un vistazo a tus pertenencias, seguridad y flexibilidad.

Reduce el riesgo de daños y pérdidas

 

Las taquillas son útiles para mantener los objetos organizados de forma segura.

 

Y es que, el almacenamiento no solo reduce el riesgo que implica mover artículos importantes con frecuencia, sino que además reduce la probabilidad de que sufran daños.

 

Además, hay muchas posibilidades de que perdamos algunos artículos durante la transferencia, si movemos las pertenencias de un lado al otro con demasiada frecuencia.

Funcionalidad

 

La mayoría de la gente es muy aficionada a lo funcional, en particular a esas cosas que facilitan su vida y su rutina diaria.

 

Y en ese sentido, las taquillas cumplen el objetivo, ya que te aportan soluciones prácticas y seguras para el almacenamiento de objetos valiosos, siempre mejorando en sus servicios  y evolucionando para satisfacer tus necesidades.

 

Practicidad

 

Las unidades de alquiler de taquillas, también han avanzado con la tecnología, y es por ello que ofrecen accesos a las taquillas mediante contraseñas numéricas, biométrica, código de barra, aplicaciones o código QR.

 

Todo depende de la empresa que escojas, por supuesto, aunque lo cierto es que en todas o casi todas, no necesitas que lleves una llave para abrir un candado o cerradura, solo tu teléfono inteligente.

Mudanzas. La guía definitiva de cómo llevarlas a cabo

 

Empacar tu vida de un sitio y moverte hacia otro, no tiene que ser necesariamente desastroso.

 

Si te tomas el tiempo de planificar el antes, durante y después del proceso de traslado, llegarás satisfecho pero sobre todo relajado  a tu nuevo espacio. 

 

Siempre es necesario un poco de orientación en ese momento que, alguna o varias veces llega, y es por eso que en este post te traemos la guía definitiva de cómo llevar a cabo una mudanza con éxito.

 

¡Toma nota!

La guía definitiva de cómo llevar una mudanza a cabo 

 

Mudarse a veces es estresante, pocas veces resulta divertido, pero generalmente conduce a un resultado positivo: un nuevo entorno y un nuevo espacio. 

 

Todo depende de planificar con anticipación para que el proceso sea lo más sencillo posible, así que échale un ojo a nuestra guía definitiva de cómo llevar una mudanza a cabo exitosamente. 

 

Deshazte de todo

 

Todo será mucho más sencillo si comienzas reduciendo el desorden, tanto como te sea posible. 

 

Por eso, antes de comenzar a empacar, lo mejor es que realices una purga despiadada de esos artículos que ya no necesitas. 

 

Y con esto no queremos decir que los arrojes a la basura sin más, no… si te es posible donarlos a alguien que lo necesite, muchísimo mejor. 

 

Al hacer esto, tendrás menos que empacar, menos que mover y menos que desempacar.

 

Lleva un registro 

 

La era digital tiene sus ventajas, aunque si dependemos netamente de ella, podemos correr el riesgo de necesitar el documento de alquiler o de compra o  el contrato de mudanza y encontrarnos con la PC o el Smartphone descargados. 

 

La solución a esto, es crear una carpeta de respaldo con las copias impresas de todos los papeles de tu proceso de mudanza; de esta forma si llegara a surgir alguna duda, puedes echar mano de ella y consultar. 

 

Empaca todo con anticipación

 

Generalmente, el proceso de alquiler o compra se toma su tiempo, y es en ese intermedio en el que tienes que comenzar a simplificar los artículos que seguirás usando, para empezar a guardar el resto. 

 

De esta manera, cuando llegue el momento de empacar completamente, ya tendrás una buena parte lista. 

 

Reserva los servicios que necesites con tiempo

 

Cuando se está en proceso de mudanza, se necesita un servicio que nos ayude con la faena, equipo específico para subir y bajar el mobiliario, así como el apoyo de limpiadores o pintores. 

 

En ese caso, anticípate, sobre todo si es temporada alta de mudanza.

 

Y es que, si dejas todo para el último momento te puedes arriesgar a tener que pagar más o lo que es peor, tener que posponer por no encontrar servicio disponible para ti. 

 

Programa los servicios públicos en tu nuevo hogar

 

Los últimos días previos a la mudanza, es importante que te comuniques con los proveedores de servicios públicos en la zona de tu nuevo hogar, a fin de que encuentres todo listo para ser usado cuando llegues. 

Siempre es importante proyectarse para evitar contratiempos como llegar agotado luego de la mudanza y no poder disfrutar de una buena ducha, al no haberte anticipado.

 

Ten lo esencial a mano

 

Procura tener tus cosas básicas a mano, eso es una muda de ropa, tu cepillo y pasta de dientes, los juguetes de los niños, cargador, agua, entre otros. 

 

Mete todo eso en un bolso y llévalo contigo; recuerda que siempre hay que estar listos y adelantarse a los posibles contratiempos en el camino. 

 

Prepara los materiales de embalaje 

 

Si no quieres estar en un corre corre de aquí para allá a último momento, es importante que días antes del gran día, compres y ubiques en un sitio estratégico los materiales de embalaje que vas a necesitar. 

 

Cortadores de cajas, cinta de embalaje, marcadores permanentes, toallas de papel, bolsas de basura, cubiertas para muebles y cuerdas de amarre incluso.

Consejos de embalaje para tu mudanza

 

1. Utiliza cajas del tamaño correcto

 

Las cajas pequeñas te sugerimos usarlas para guardar artículos pesados como libros, y las más grandes, para guardar los más livianos, como telas o sábanas.

 

¿Por qué? 

 

Pues porque cuando acumulas artículos pesados en una caja grande, se hacen más pesadas, dificultan el trabajo y se corre el riesgo de causar daño a los objetos dentro de ella. 

 

2. Artículos pesados, abajo y artículos livianos, arriba

Cuando guardes tus pertenencias, es importante que sigas esta regla, y de la misma manera debe organizarse todo dentro del camión: las cajas más pesadas hacia la parte delantera del camión, a fin de mantener el equilibrio. 

 

3. Evita mezclar los elementos de diferentes habitaciones

Usa el marcador e identifica cada caja en la que previamente almacenaste los artículos de cada uno de los espacios de la casa. 

 

Incluso, puedes describir el contenido que hay adentro, para que tanto el embalaje como el desembalaje sean mucho más prácticos y rápidos. 

 

4. No olvides tapar las cajas

Usa trozos de cinta adhesiva para sellar tus cajas para sellar las costuras inferiores y superiores de tu caja, sobre todo enfócate en esos puntos donde haya algún tipo de tensión debido al peso. 

 

5. Protege los objetos frágiles

 

Siempre es bueno usar papel de embalaje o plástico de burbujas, para envolver tus artículos más frágiles.  

 

Si se trata de tazas y tazones, puedes colocar uno dentro del otro, siempre colocando papel en el medio, y envolviendo 3 o 4 de ellos en un paquete. 

 

Si son vajillas, colócalas de lado, con mucho papel amontonado arriba y abajo.

Cajas de almacenaje de madera VS Cajas de almacenaje de plástico

 

En el mundo hay un montón de enfrentamientos icónicos.

Coca Cola vs Pepsi, Real Madrid vs Barcelona… uff, pero la historia continúa y nos trae otro debate, uno que probablemente nunca pasó por tu mente: La batalla de las cajas. 

Sí,  las cajas de almacenaje de madera frente a las cajas de almacenaje de plástico, una rivalidad que te puede dar muchos dolores de cabeza, si no conoces las cualidades de una y otra. 

Si estás pisando el terreno de las mudanzas, es necesario encontrar al ganador entre este par, así que conozcamos los pros y contras de cada una, para tomar la decisión correcta.

Cajas de almacenaje de madera vs cajas de almacenaje de plástico

Cuando estamos próximos a una mudanza, necesitamos una buena cantidad de cajas para facilitar el transporte y proteger nuestras pertenencias. 

Y he aquí una batalla de pros y contras entre las cajas de almacenaje de madera vs las cajas de almacenaje de plástico. 

 

Cajas de plástico

Podrán ser de plástico pero no superficiales ni mucho menos inservibles, y cuando te decimos cajas de plástico, la estamos definiendo como cualquier contenedor de almacenamiento hecho de plástico y diseñado para un uso de por vida. 

Ahora bien, dicho esto, aquí te mostramos las principales ventajas de usar contenedores de plástico para mover y guardar. 

Ventajas de las cajas de plástico

  • Si hablamos de durabilidad, el primer asalto lo ganan los contenedores de plástico, debido a que es más grueso y duro. 

Además de eso, también es resistente al agua, porque crean un sello hermético cuando están cerrados. 

  • El plástico es más duradero que las cajas de cartón.  Puedes utilizarlos y reutilizarlos, sin que se desgasten, se rompan, o se empapen. 
  • No tenemos nada en contra del aspecto del cartón, pero sí hay algo en lo que destacan los  contenedores de plástico es en su aspecto estético.  De modo que, si vas a guardar tus pertenencias en una unidad de almacenamiento, piensa en ese detalle y en cómo te gustaría ver tu espacio. 

Cajas de cartón

Si hay un elemento omnipresente en una casa, esas son las cajas de cartón; por lo que poca presentación necesitan, aunque para ser justos, las definiremos como un tipo de papel notable por su consistencia espesa y relativamente resistente.

Y sí, muchas cajas están hechas de cartón, pero en este caso nos referimos a esas cajas duraderas y marrones que frecuentemente se usan en  envíos. 

 

Dicho esto, veamos las principales ventajas de las cajas de cartón para almacenar.

Ventajas de las cajas de cartón

  • En muchos casos, las cajas de cartón son más fáciles de encontrar, es decir, siempre tenemos muchas de ellas en el hogar.  

 

Y si no es ese el caso, solo tienes que visitar cualquier empresa de alquiler de mudanzas o proveedor de almacenamiento, y allí tendrás una. 

 

  • Otro punto para las cajas de cartón, es su eficiencia espacial. Las cajas de cartón no solo son más delgadas que los contenedores de plástico, sino que también tienen una cualidad plegable. 

 

Cuando no las estás usando, simplemente desdóblalos en su parte superior y deslízalos en un espacio de almacenamiento más conveniente. 

 

  • Las cajas de cartón están disponibles en tres tamaños: pequeñas, medianas y grandes.

Y sí, aunque en esta categoría la cosa es casi pareja, tienes que saber que los contenedores de plástico los venden en uno o dos tamaños (a menos que lo compres en línea), y esos tamaños pueden variar según la marca. 

 

Ya hemos visto en lo que se destaca cada una, y un poco en lo que se quedan cortas, ahora es momento de ver cómo los contras ubican a estas dos rivales. 

 

  • En cualquiera de las dos opciones tienes que gastar dinero; sin embargo, hay que escoger la más asequible de las dos.  

 

Si medimos por volumen de almacenamiento, las cajas de cartón son las ganadoras. 

 

Una caja de cartón cuesta mucho menos que un contenedor de plástico del mismo tamaño. Sin embargo, si hablamos de durabilidad, el punto se lo llevan las dos. 

 

Otro factor a considerar, es la cantidad de cajas que necesitarás, es decir, si tu mudanza o almacenamiento requiere de 10 cajas, evidentemente para tu bolsillo resultará más cómodo elegir las cajas de cartón. 

 

  • Ambientalmente hablando, tanto las cajas de cartón como las de plástico tienen una huella de carbono, y esta varía según la consciencia con la cual uses las cajas.  

 

Es decir, aunque los contenedores de plástico sean únicamente reciclables y no biodegradables como las cajas de cartón, existen menos riesgo de que terminen en un vertedero.

 

  • Mientras almacenas, es probable que apiles un poco las cajas unas al lado de otra e incluso una encima de la otra.  

¿Y cuál de los dos tipos de cajas aguantaría más presión?

 

Intentaremos ser lo más imparciales posibles en cuanto a esto.

 

Los contenedores de plástico tienen la cualidad de ser más fuertes y estables, lo cual hace que resistan más peso si se almacenan unos encima de los otros. 

 

Sin embargo, aunque el plástico es inmejorable para encimar tus pertenencias, una caja de cartón posee mayor poder de  fricción y es menos propensa a deslizarse en situaciones en las que exista cierto desnivel en la estructura.

 

¿Por cuál de los dos rivales te has decidido?

6 Tips para organizar tu cocina

La cocina es una de las zonas más importantes de la casa y, como tal, debe transmitir armonía y tranquilidad.

 

De todas lo espacios de tu hogar, esa es la que mejor expresa pertenencia y calidez familiar; después de todo, es el centro de la mayoría de las actividades domésticas y no siempre es fácil mantenerla ordenada.

Si es muy grande o muy pequeña, es lo de menos, porque todo se trata de cómo la organizamos, así que atención porque hoy te mostraremos 6 tips para organizar tu cocina de una forma funcional.

 

¡Vamos a ello!

6 Tips para organizar tu cocina

 

A continuación, toma nota de estos 6 tips para organizar tu cocina y obtener un espacio funcional en el que realmente disfrutes. 

 

1. Empieza por ordenar

Lo primero que debes hacer cuando decides organizar la cocina, es deshacerte de los elementos innecesarios.

 

Y sí, puede parecer obvio, pero a menudo sucede que se acumulan muebles pequeños o herramientas en exceso que crean un desorden absolutamente evitable.

 

Para comenzar, es importante ver literalmente todos los elementos de la cocina  y hacerte preguntas: ¿Es necesario? ¿Funciona? 

 

Es un paso que puede que sea un poco difícil, pero debes tener siempre en cuenta tu objetivo: Un espacio funcional, un mostrador lo más despejado posible, y disfrutar realmente al estar ahí. 

 

En ese sentido, procura no conservar abrelatas dañadas, tapas sin frasco, ni siquiera platos y tazas en malas condiciones.

 

Estos deben desecharse sin remordimiento, ya que le dan un mal aspecto a la cocina y no es lo que queremos.

 

Si no lo has necesitado durante años, difícilmente lo extrañarás.

 

Y una vez que hayas revisado todo, debes tener claro qué conservarás, qué donaras y qué ya no sirve. 

 

2. Clasifica tus artículos de cocina

 

Ahora, es el momento de organizar el contenido de los gabinetes de la cocina que están guardados.

 

El objetivo es clasificar los artículos de una manera que tengan sentido según la forma en que usas la cocina.

 

La mayoría de las personas prefieren separar los alimentos, de los utensilios de cocina en su gabinete.

 

Por ejemplo, los artículos comestibles se pueden subdividir en bebidas, ingredientes para hornear, bocadillos, productos enlatados y cualquier otro alimento que conserves.

 

Por otro lado, los utensilios de cocina/vajillas, se pueden subdividir en ollas y sartenes, tablas de cortar, platos, tazones, vasos, tazas y más.

 

Los detalles van a depender completamente de cómo quieres que luzca tu cocina.

3. Crea uniformidad

Los frascos de almacenamiento son especialmente adecuados para crear una imagen ordenada en la cocina, ya que puedes verter todo el producto sin necesidad de guardar una parte en el sobre del empaque.

 

Estos paquetes abiertos, a menudo, dejan una impresión desordenada, es mejor verter todo el contenido directamente en los frascos para un mejor almacenamiento.

4. Prioriza aquellos que utilizas frecuentemente

En toda cocina que se precie, hay objetos de uso diario y otros que solo se necesitan en determinadas ocasiones.

 

Una buena idea para organizar la cocina de forma funcional, es ubicar los de uso diario a plena vista, y los de un uso poco frecuente, en lugares menos prácticos.

 

Asimismo, transfiere  los alimentos secos a frascos de vidrio, mejor aún si están etiquetados para identificar inmediatamente el contenido.

 

En cuanto a las especias, evita agruparlas en los estantes de las esquinas, es mejor colocarlas en un plato giratorio cerca de la estufa, de esta manera te será más fácil encontrarlas a la hora de cocinar.   

 

5. Simplifica la cocina en áreas

Lo ideal es dividir al menos tres áreas de trabajo: una para cocinar, otra para servir y otra para lavar y almacenar alimentos.

 

La primera, debes desarrollarla alrededor del fuego y debe incluir, utensilios y especias para la cocina.

 

La segunda,  incluirá todos los platos, tazas, bandejas y vasos que puedas llegar a necesitar.

 

En cuanto a la tercera, sería  la zona del fregadero, el escurridor y el recipiente para guardar las sobras.

 

De esta forma, no tendrás que desplazarte demasiado durante tus jornadas y encontrarás más fácilmente lo que necesitas en el momento en el que lo necesites.

6. Saca provecho a los rincones ocultos

Si el espacio a la vista tiene sus ventajas, hasta los rincones más recónditos pueden resultar preciados aliados.

 

Especialmente para aquellos que tienen que organizar una cocina pequeña y con pocos cajones disponibles.

En este caso, simplemente cuelga ganchos o soportes para objetos de madera o metal dentro de las puertas.

 

Igualmente, puedes guardar detergentes, bolsas, ganchos, cepillos y demás artículos de limpieza.

 

Para artículos más ligeros, también puedes utilizar los soportes de tela que se utilizan normalmente para guardarropas.

 

Organizar una cocina de forma práctica y eficaz puede ser más fácil de lo que piensas

Quiero alquilar un guardamuebles. ¿Qué debo hacer?

Si te encuentras en un proceso de remodelación o de mudanza a un nuevo hogar, y no quieres deshacerte de tus muebles antiguos, alquilar un guardamuebles se convierte en una buena opción para resguardarlos. 

 

Ese espacio extra se convertirá en una extensión de tu casa o apartamento, y aunque hay muchas empresas que ofrecen este servicio, hay algunos detalles que pueden marcar la diferencia.

 

Dar el primer paso requiere analizar bien cada opción y paso a seguir, así que presta atención porque en este post te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

¡Toma nota!

¿Qué debo hacer si quiero alquilar un guardamuebles?

 

Si quieres ahorrarte tiempo, dinero y dolores de cabeza, nosotros te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

Evalúa las opciones más cercanas a ti

 

No todas las ubicaciones de almacenamiento ofrecerán las mismas funciones, y eso lo puede reflejar el precio. 

 

De modo que, indaga y haz comparaciones para asegurarte de obtener lo que necesitas. 

 

Elige la ubicación correcta

 

Una vez hayas identificado las mejores opciones, elige la que según su ubicación sea más conveniente para ti, y esté más cerca de tu hogar o lugar de trabajo. 

 

Este es un detalle importante, ya que te permite hacer una visita rápida a fin de supervisar las condiciones de tus muebles. 

 

Visita la instalación

 

Una muy buena idea, es visitar la instalación del guardamuebles que ganó entre tus diferentes opciones, antes de firmar un contrato. 

 

Recuerda que una cosa dicen las fotos en línea y otra el espacio cuando lo visualizas personalmente. 

 

Revisa en línea la reputación y los comentarios 

 

¿Qué piensan otros clientes del negocio?

 

Eso lo puedes saber buscando en línea las reseñas o testimonios de los clientes; así sabrás si están satisfechos o no con el servicio. 

Comprueba el tamaño del guardamuebles 

 

Cuando visites las unidades de almacenamiento, asegúrate de que el espacio sea lo suficientemente amplio y sus puertas anchas, para que no te lleves sorpresas desagradables al intentar guardar tus muebles. 

 

Organízate

 

¿Ya reservaste tu guardamuebles tomando en cuenta todos los detalles importantes?

 

¡Estupendo!

 

Ahora estás listo para mudar tus muebles, así que organízate en cuanto al traslado.

 

Aunque, si elegiste bien, tu guardamuebles debería también ofrecer el servicio de transporte, transpaletas, carros o mudanza personalizada. 

 

Compra un candado seguro

 

Algunos guardamuebles requieren que tú mismo compres tu candado y/o que cada inquilino use cierto tipo de candado. 

 

Otros, te permitirán usar cualquier tipo de cerradura, siempre y cuando se ajuste a la puerta. 

 

La elección en ese caso, es personal, es tuya.

Y de lo que si no hay dudas, es de que un candado de alta seguridad, vale el dinero extra, en la mayoría de los casos.