Quiero alquilar un guardamuebles. ¿Qué debo hacer?

Si te encuentras en un proceso de remodelación o de mudanza a un nuevo hogar, y no quieres deshacerte de tus muebles antiguos, alquilar un guardamuebles se convierte en una buena opción para resguardarlos. 

 

Ese espacio extra se convertirá en una extensión de tu casa o apartamento, y aunque hay muchas empresas que ofrecen este servicio, hay algunos detalles que pueden marcar la diferencia.

 

Dar el primer paso requiere analizar bien cada opción y paso a seguir, así que presta atención porque en este post te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

¡Toma nota!

¿Qué debo hacer si quiero alquilar un guardamuebles?

 

Si quieres ahorrarte tiempo, dinero y dolores de cabeza, nosotros te diremos qué debes hacer si quieres alquilar un guardamuebles. 

 

Evalúa las opciones más cercanas a ti

 

No todas las ubicaciones de almacenamiento ofrecerán las mismas funciones, y eso lo puede reflejar el precio. 

 

De modo que, indaga y haz comparaciones para asegurarte de obtener lo que necesitas. 

 

Elige la ubicación correcta

 

Una vez hayas identificado las mejores opciones, elige la que según su ubicación sea más conveniente para ti, y esté más cerca de tu hogar o lugar de trabajo. 

 

Este es un detalle importante, ya que te permite hacer una visita rápida a fin de supervisar las condiciones de tus muebles. 

 

Visita la instalación

 

Una muy buena idea, es visitar la instalación del guardamuebles que ganó entre tus diferentes opciones, antes de firmar un contrato. 

 

Recuerda que una cosa dicen las fotos en línea y otra el espacio cuando lo visualizas personalmente. 

 

Revisa en línea la reputación y los comentarios 

 

¿Qué piensan otros clientes del negocio?

 

Eso lo puedes saber buscando en línea las reseñas o testimonios de los clientes; así sabrás si están satisfechos o no con el servicio. 

Comprueba el tamaño del guardamuebles 

 

Cuando visites las unidades de almacenamiento, asegúrate de que el espacio sea lo suficientemente amplio y sus puertas anchas, para que no te lleves sorpresas desagradables al intentar guardar tus muebles. 

 

Organízate

 

¿Ya reservaste tu guardamuebles tomando en cuenta todos los detalles importantes?

 

¡Estupendo!

 

Ahora estás listo para mudar tus muebles, así que organízate en cuanto al traslado.

 

Aunque, si elegiste bien, tu guardamuebles debería también ofrecer el servicio de transporte, transpaletas, carros o mudanza personalizada. 

 

Compra un candado seguro

 

Algunos guardamuebles requieren que tú mismo compres tu candado y/o que cada inquilino use cierto tipo de candado. 

 

Otros, te permitirán usar cualquier tipo de cerradura, siempre y cuando se ajuste a la puerta. 

 

La elección en ese caso, es personal, es tuya.

Y de lo que si no hay dudas, es de que un candado de alta seguridad, vale el dinero extra, en la mayoría de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *