Cómo combinar diferentes colores en la decoración de tu hogar

La decoración del espacio donde vives no tiene porqué complicarse al extremo de convertirse en un quebradero de cabeza para ti.

Seguramente quieres combinar colores para que cada habitación y rincón tenga tu toque personal, pero aún no tienes muy claro cuáles son las mejores combinaciones. 

Y si es ese el caso, hemos hecho la tarea para mostrarte cómo combinar diferentes colores en la decoración de tu hogar. 

Cómo combinar diferentes colores en la decoración de tu hogar

¿Sabías que el color puede cambiar tu estado de ánimo, modificar la forma en la que percibes el espacio y aumentar tu sensación de confort?

Si lo sabes, estarás de acuerdo en echarle un vistazo a nuestras recomendaciones para sacar el máximo provecho a tu proyecto de decoración.

 

¿Colores claros u oscuros?

Esta es una de las decisiones que tienes que tomar cuando estás en medio de un proceso de decoración. 

Las tonalidades claras dan la sensación de amplitud y son ideales en las paredes de habitaciones pequeñas, baños, comedores y hasta en la cocina.

Por su parte, los colores oscuros puedes usarlos en estudios, habitaciones amplias, maleteros, o similares. Y es así, debido a que nuestra mente asocia esos colores a la intimidad, así que toma como base esto.

Sin embargo, no es necesario que te limites, puedes combinar colores claros y oscuros; por ejemplo, pintar una pared de un tono oscuro en una habitación clara puede darle un toque sofisticado al espacio.

 

¿Combinar o contrastar?

Usar diferentes tonalidades de un mismo color u optar por colores opuestos, puede cambiar de manera radical la apariencia de cualquier espacio.

La herramienta más valiosa para esto es la llamada rueda cromática, que te servirá como guía para saber cuáles colores puedes usar, bien sea para combinar o para contrastar.

Los expertos sugieren que combinemos diversos tonos de un mismo color, que combinemos tonos de dos o tres colores consecutivos en esa rueda o que contrastemos los que están ubicados uno frente al otro.

Quizá te suena un poco complicado, pero no lo es. 

Todo va a depender de qué tanta osadía quieras usar en tu decoración.

Los contrastes son ideales para habitaciones donde quieras reflejar alegría o donde hay actividad constante, como las habitaciones de los niños o salones donde pasar el rato.

Y las combinaciones de tonos suaves puedes usarlas para habitaciones donde sueles dormir o sentarte a descansar.

Menos, es más

Ante la duda puedes optar por la seguridad de los tonos neutros y combinar o contrastar con otro color, pero sólo dos colores.

Un ambiente sobrio siempre resulta acogedor, y no es necesario sobrecargar los espacios con colores intensos para lograr el efecto que queremos.

Cuando excedes el número de colores en la decoración, puedes perder el objetivo final y dañar el efecto que deseabas lograr. 

El mobiliario como complemento en la decoración

El color y la textura de los muebles también es importante para decorar tu hogar. 

Lo ideal es que los muebles y piezas decorativas como cuadros, esculturas y floreros tengan un diseño y color que armonice con los tonos que le has aplicado a las paredes.

Por ejemplo, en un salón, los cojines y cuadros deben combinarse con los muebles y las paredes para evitar que se rompa el conjunto decorativo que te has propuesto.

También, debes prestar atención al uso de plantas y flores como elementos decorativos, el tamaño y ubicación de las primeras, y el color y cantidad de las últimas pueden y deben ser el punto final en el entorno que has creado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *