6 razones que demuestran que necesitas un trastero

Tenemos que aceptarlo, siempre nos surgirán momentos en la vida en la que necesitemos tener un trastero. Si estamos haciendo una reforma, si nos vamos a mudar, o simplemente si necesitamos guardar los objetos de deporte. Cualquier opción se nos va a presentar ante nosotros y por ello necesitamos tener todo en un lugar bien protegido.

Ahora cada vez más personas utilizan estos espacios de almacenamiento, ya sea porque quieren guardar objetos o porque ya no tienen espacio en sus hogares. Las empresas también cuentan con estas unidades de espacio, para poder prosperar y sacar adelante su negocio, y se montan su propia oficina en el trastero. Lo que demuestra esto, es que cada vez más gente se decide a tener un trastero porque tienen algunos de los 6 síntomas que demuestran que tienen que tener un espacio de almacenamiento para ordenar sus vidas.

 

Síntomas que demuestran que necesitas un trastero

Si no lo sabías y tienes estos síntomas que a continuación vamos a explicar, es que necesitas tener en tu vida un trastero para poder tomar control del espacio y guardar todos tus recuerdos con un orden.

1. Tu casa es un mercadillo

Las personas que no se desprenden de sus objetos valiosos o no tan valiosos y van dejando todo en casa llenando todo de trastos, no se dan cuenta que lo que están haciendo es llenar su vida de un caos total. Esas frases de, “lo guardo porque igual en el futuro…”, “luego esto se pondrá de moda”, o “igual me sirve para cuando voy a…” y luego nunca más vas. Ya sea una lampara vieja, un DVD, ropa vieja, o cualquier objeto que sabes perfectamente que a día de hoy no vas a usar, pero aun así lo quieres guardar. Todo ello ocupa espacio y te quita la posibilidad de estar con la mente más ordenada y de estar en una casa que parezca más grande y espaciosa. Lo adecuado es guardar todo eso que te sobra en un trastero para que sepas que aún lo tienes, pero no está en casa ocupando sitio.

2. Mudanzas

Da lo mismo que donde estés viviendo sea un lugar grande o pequeño, lo que hay que tener en cuenta es que seguramente el dueño anterior de la casa haya dejado sus muebles u objetos de decoración. Si no quieres que se te acumulen las cosas dentro de casa, puedes guardarlo en un trastero para ordenar tu nueva hogar y así sentirla espaciosa y limpia.

3. El garaje no es un trastero

El garaje es un espacio para dejar el coche, no para almacenar todos los trastos que te sobran. Dicho esto, recomendamos en vez de tirar todo lo que tenemos en el garaje haciendo espacio, llevarlo a un trastero, lugar donde pertenecen estos objetos que tanto cariño tenemos pero que ellos solitos en un espacio a solas están mejor. De esta manera protegemos todos los espacios, y como dicen los más sabios, cada mochuelo a su olivo. Cada cosa en su sitio.

4. Eres un manitas, y lo sabes

Tus herramientas son tus objetos más valiosos, lo tienes todo ordenado, pero no puedes evitar que te ocupe espacio, y necesiten una buena zona donde poder trastear con ellas. Por eso, lo mejor es tenerlo todo bien organizado y con un espacio específico para su uso.

5. Estudiantes en casa

Cuando un adolescente empieza la universidad, lo más probable es que si se queda en casa, quiera ampliar su cuarto o cambiarlo, es un momento de la vida en el que empiezan a valorar otras cosas y no quieren tener el cuarto como cuando se va al colegio, por eso, en estos casos se recurre al trastero. Olvidar toda la época de las clases del colegio, todos los apuntes y empezar una nueva etapa. Igual quieren una televisión, una cama más grande, o un sofá en vez de aquel mueble molesto. Todo son cambios.

6. Uno más en la familia

Si viene en camino un bebé, y tienes un cuarto a modo de despacho o simplemente el cuarto de los trastos, ya sabes que te va a tocar desalojar todo y empezar a montar la habitación del bebé. Así que arma todas tus fuerzas y empieza a mover todos los objetos y muebles de esa habitación y llévalo a un trastero. Tu bebé te lo agradecerá.

Ahora que ya sabes las razones por las que te tienes que hacer con un trastero, solo te falta ponerle ganas y pensar que los cambios solo son buenos comienzos. Tendremos que tener en cuenta el tamaño del trastero, para asegurarse de que todos los objetos entran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *