Guardatodo en el Heraldo de Aragón

La empresa zaragozana Guardatodo amplía sus instalaciones para ofrecer a sus clientes mejores soluciones de almacenaje.

Los hermanos zaragozanos Martínez Úñez, Iñaki y Rubén, habían visto en ciudades como Londres y Nueva York lo bien que funcionaban negocios de lo que en inglés se denomina “self storage”, algo así como “autoalmacenaje”, amplias instalaciones edificios enteros en muchos casos que ofrecían trasteros, guardamuebles o taquillas a clientes de todo tipo. Lo hacían en régimen de alquiler y con muchas facilidades para empresas o particulares. Replicar el negocio en España sería cuestión de tiempo. Ellos decidieron hacerlo en Zaragoza y después de unos años en funcionamiento acaban de acometer una ampliación. «Nos decían que estábamos locos, pero al final el tiempo ha acabado dándonos la razón», apuntan.

Guardatodo en el Heraldo de Aragón

Los Martínez Úñez son una familia de emprendedores. El padre ya tuvo empresas de transporte y turismo y los hijos fueron metiéndose poco a poco en los negocios, hasta llegar el momento en que la diversificación se planteó como un imperativo. Por eso optaron por crear Guardatodo, una firma de selfstorage destinada a cubrir una necesidad importante en una ciudad como Zaragoza y a la que también se incorporó con el tiempo Lorena, hermana de Iñaki y Rubén. Estos gestaron la idea en 2003 y dos años después la empresa ya estaba en funcionamiento en unas instalaciones en el polígono de Cogullada, muy accesibles desde el centro de la ciudad, una naves donde en su día estuvo una fábrica de La Casera. De los 19.000 metros cuadrados de esas instalaciones (con parking), 1.500 fueron productivos, para alquilar, desde el primer momento. Ahora ya son 16.500, gracias a una reciente ampliación de 1.000 metros cuadrados.

El proyecto de Guardatodo, una realidad que se consolida, ha requerido de una inversión de unos 9 millones de euros, con financiación propia y ajena. Por ello la idea de los gestores es consolidar el negocio, aunque hablan ya de ir a otras plazas una vez que tienen un ‘know how’, una forma de trabajar, que ha demostrado funcionar bien. El perfil de los clientes de esta empresa, que factura al año poco más de un millón de euros, se reparte entre el 60% de particulares y un 40% de empresas o autónomos.

En sus inicios, los hermanos Martínez Úñez estuvieron sobre el terreno en primera línea, pero con el tiempo se fueron profesionalizando los equipos. Hoy Iñaki es el financiero, Lorena lleva la parte comercial y Rubén, compras y expansión.

En cuanto al futuro, Guardatodo prevé consolidarse este año de ahí la reciente ampliación sin descartar dar el salto fuera. En cuanto al uso de sus espacios, hoy se utiliza más como trastero que como guardamuebles.
LUIS H. MENÉNDEZ

Guardatodo en el Heraldo de Aragón
Guardatodo portada sección economía Heraldo de Aragón 14/12/14

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *